Recomendaciones para que tus hijos/as no se vean envueltos en una situación de acoso sexual on line

Estar al día sin necesidad de ser expertos/as y sin convertirnos en espías. Es decir, ser usuarios frecuentes de las mismas redes que utilizan tus hijos/as o alumnado te ayuda a conocer y comprender  sus canales de comunicación y tener temas de conversación comunes.

 

1.-Hablar con ellos y ellas sobre los riesgos que existen en la red y cómo detectar posibles situaciones de grooming. Es importante que te informes y conozcas los indicadores.

 

2.-Debemos generar confianza y diálogo para no llegar demasiado tarde: la confianza de nuestros hijos e hijas o alumnado se obtiene si compartimos espacios, no invadiéndolos.

 

3.-No se debe controlar ni censurar sino acompañar y ser responsables con nuestras actuaciones diarias en las redes, sé su ejemplo.

 

4.-El control parental de software es positivo pero no es suficiente: Los sistemas de control parental y la prohibición del uso de las pantallas por edades no es nada más que un filtro, una restricción poco efectiva,  al menos por un tiempo, un parche. Los chavales y chavalas se intercambian los Smartphones y son capaces de hakear estos sistemas, aún así es conveniente en muchos casos utilizar estas herramientas y gestionarlas correctamente.

 

 

PARA SABER MAS