¿Controlas o te controlan?

Tú eres responsable de lo que publicas y lo que compartes

Se entiende por privacidad en la red al nivel de protección que dispone la información que compartes en internet, es decir, al control sobre los datos que compartes y al grado de accesibilidad que otras personas pueden tener a éstos.

En la actualidad, la frontera entre la información pública y privada es cada vez más difusa en gran parte a consecuencia de los avances de las TIC, pero sobre todo por la necesidad en algunos casos, o la obsesión, en otros, de mostrar en todo momento información personal ya bien sean imágenes, vídeos, comentarios, ideologías, opiniones, etc. Debes tener en cuenta que esas imágenes o vídeos subido hoy a una red social, o a un blog de moda, o esa página de facebook, o esa aplicación divertida, puede perjudicarte en un futuro ya que desde el mismo momento en el que haces ‘click’ sobre el botón enviar o aceptar, pierdes el control sobre esos datos manteniéndose en esa red para siempre. Además esa información puede ser explotada por quienes crean las páginas o apps para su propio beneficio.

Recuerda que “el derecho al olvido” en la red es tan solo una quimera difícilmente alcanzable.

 

A menudo, los círculos de personas cercanos, pero que aún no te conocen, ya tienen una idea preconcebida sobre ti, esto se debe a la ‘identidad digital’ que tanto tú, como las personas cercanas, crean en las redes. En ellas no todo viene dado por lo que mostramos voluntariamente sino por lo que los demás muestran también de ti. Por eso es fundamental estudiar las medidas de seguridad y privacidad que tomas en cualquier caso: medidas tales como:

  • Conocer las opciones de seguridad de la red social de la que formas parte
  • Saber configurar los navegadores para no dejar rastro
  • Crear y emplear contraseñas seguras
  • Usar la empatía a la hora de subir imágenes o vídeos que te afecten personalmente o afecten a terceras personas.
  • Leer los términos de instalación al descargar la App recomendada

 

Es preciso que tengas cuidado con la cantidad de información que pones a disposición de las demás personas, y habilitar el acceso a ella, en la medida de lo posible, sólo a los usuarios(as) que consideres ‘contactos’ o ‘amigos’. En definitiva, te recomendamos hacer un uso seguro, responsable y consecuente de la red. Aprende a morderte los dedos, virtualmente hablando. La identidad digital es tu responsabilidad!

9Tips para Jóvenes

Recomendaciones para familias

Unidad Didáctica 6: Datos personales

 Vídeos para entretenerte