Virus: que no te ataquen

 

1.- Instala un cortafuego; un cortafuego o ‘firewall’ es un software destinado a garantizar la seguridad en tus comunicaciones vía Internet. El cortafuego bloquea las entradas sin autorización a tu ordenador (o dispositivo) y restringe la salida de información. Instala un software de este tipo antes de conectar tu equipo a Internet o a otras redes.

 

2.- Cuidado con los programas P2P. Las redes de intercambio P2P, los chats y los sitios web de juegos online pueden traer consigo software espía, programas nocivos y enlaces a contenidos maliciosos.

 

3.- No abras archivos de personas desconocidas. Desconfía de los correos de procedencia desconocida, o que ofrecen productos mágicos, vacaciones gratuitas, o fotos que no debes dejar de ver. Si recibes un mensaje de una persona conocida con un ‘Asunto’ poco habitual en ella, comprueba su procedencia real antes de abrirlo, ya que puede ser un virus.

 

4.-Realiza copias de seguridad. Es la medida más sensata para asegurarte de no perder información que pueda verse afectada por algún virus.

 

Actualiza la información. Mantenerte informado/a es la mejor vacuna ante los virus y troyanos. Consulta en la red, hay un montón de páginas que te ayudarán a evitar “contagios”