Stop acoso machista

Stalking es una voz anglosajona que significa acecho y que describe un cuadro psicológico conocido como síndrome del acoso apremiante.

 

El afectado, que puede ser hombre o mujer, persigue de forma obsesiva a la víctima: la espía, la sigue por la calle, la llama por teléfono constantemente, envía regalos, manda mensajes, escribe en su muro de facebook, le retuitea y tuitea constantemente, publica fotos suyas, controla sus relaciones con otras personas y los movimientos que hace personalmente y a través de lo que escribe en sus redes sociales y, en casos extremos, llega a amenazar y a cometer actos violentos.

Generalmente, el acosador ha mantenido una relación sentimental con la víctima y no acepta el hecho de haber sido abandonado.

Aunque en teoría las víctimas pueden ser hombres, la realidad es que este tipo de acoso en las relaciones de pareja las suelen sufrir las chicas jóvenes y sus exparejas usan las redes sociales como un modo más de ejercer la violencia machista.

Ya sabemos que las redes sociales tienen infinitos aspectos positivos, pero también debemos estar alerta y cortar la situación cuando éstas se utilizan  para humillar, desprestigiar, insultar, dañar, controlar, dominar, acosar y ejercer violencia.

Este tipo de acoso, el stalking se da con las ex-parejas. Pero en algunos casos los indicadores de control y dominación comienzan a producirse en la propia relación, por ejemplo:

  • pidiendo las claves de cuentas o perfiles,
  • el móvil para leer las conversaciones…
  • con el pretexto de que en las relaciones no deben haber secretos pedir que les manden fotos de donde están y con quién,
  • llamar continuamente mientras la otra persona está en sus cosas con la excusa de qué solo quería saber de ella,
  • cuando en realidad no hace más que preguntar dónde está y con quién

 

Si intercambiamos mensajes del tipo:

“¿Xq no contsts?Sé que lo has leído, xq aparece el doblecheck… q pasa?q stas ocupada? dnd estás?…dime que ropa llevas puesta para ver si te dejo salir así,Enseñame una foto de la gente con la que estas en este momento, Contestam o voy a pensar q m stás mintiendo y stas con alguno x ahí!!!!”.

Probablemente esa relación necesita revisarse y debes cuestionarte si no es el indicador de una relación de dominación.

 

Estas situaciones son mucho más frecuentes de lo que quizá seamos conscientes y es cibercontrol: abusos que, aunque virtuales, son igual de dañinos.

En la medida en que los chicos asuman el modelo existente de tipo duro, dominante, celoso, posesivo,… y las chicas asuman un rol sumiso, pasivo y dependiente respecto a ellos, tendremos todos los ingredientes necesarios para que se reproduzca la violencia machista no sólo en la vida ‘off line’ sino en la  ‘on line’.

 

App y Unidad didáctica “enrédate sin machismo”

Infografía y miniguía #NoCiberStalking

Enlaces para Formadores/as y Familias

Vídeo para entretenerte